Zona de usuarios de la extranet    

Home >> Protección Social >> Prestaciones >> Cese Actividad de Autónomos

Menú

Beneficiarios Prestaciones Accidentes de Trabajo Embarazo y Lactancia Enfermedad Profesional Cese Actividad de Autónomos Cuidado de Menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave Actividades Preventivas Rehabilitación y Reinserción Contingencias Comunes Glosario Prevención de accidentes laborales

Cese de Actividad de Autónomos

La Ley 32/2010, de 5 de agosto (BOE 6-08-2010), por la que se establece un sistema específico de protección por cese de actividad de los trabajadores autónomos, recoge por primera vez en el Ordenamiento español un sistema de protección para estos trabajadores por cuenta propia que, pudiendo y queriendo ejercer una actividad económica profesional, hubieran cesado involuntariamente en la misma por determinadas causas previstas normativamente. Esta Ley entró en vigor el 6 de noviembre de 2010, y fue modificada por la Ley 35/2014, por la que se modifica el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social en relación con el régimen jurídico de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social.

Posteriormente, el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, ha derogado el contenido de la Ley 32/2010, trasladando en los artículos 327 a 350 del citado Texto Refundido la regulación de esta prestación.

La acción protectora comprende el abono de una prestación económica y la cotización a la Seguridad Social por Contingencias Comunes salvo que el trabajador por estar en situación de pluriactividad no tenga la obligación de cubrir la Incapacidad Temporal,, formación y orientación profesional.

Condiciones mínimas para disfrutar de la prestación

Desde el punto de vista subjetivo la norma incluye a los trabajadores autónomos que protejan el Cese de Actividad (RETA, TRADE, RETA Mar y RETA Agrarios)

  • Estar afiliado, en situación alta en el Sistema, tener cubierto el Cese de Actividad y encontrarse al corriente de pago en las cuotas de Seguridad Social, existiendo la posibilidad de ponerse al día en el abono de las cuotas (invitación al pago)


  • Suscribir un compromiso de actividad de cara a la búsqueda activa de empleo, aceptación de una colocación adecuada y participación en acciones específicas de motivación, información, orientación, formación, reconversión o inserción profesional.


  • Tener un periodo mínimo cotización de doce meses continuados e inmediatamente anteriores al cese.


  • Que el cese en la actividad desarrollada por el trabajador se deba a motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos, causas de fuerza mayor, pérdida de licencia administrativa, violencia de género, divorcio o acuerdo de separación matrimonial y que esté debidamente justificado y acreditada la causa (Art. 331 y concordantes del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social).


  • No haber alcanzado la edad de jubilación salvo que el trabajador no tenga acreditado el periodo de cotización mínimo para acceder a la jubilación misma.


  • Que no concurra ninguna causa de las incompatibilidades previstas en el Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social (Art.342, fundamentalmente trabajar por cuenta propia o cuenta ajena).


¿Dónde realizar la solicitud de la prestación y cuándo comenzar a disfrutar de la misma?

Se realizará ante la Mutua con la que el trabajador tenga cubierto el Cese de Actividad, siendo ante el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) si tuviera protegidas las Contingencias Profesionales por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), o ante el Instituto Social de la Marina (ISM) si fuera esta entidad la que cubre tales Contingencias.

Disfrute de la prestación (Art. 337.1). El trabajador comenzará a disfrutar de la prestación a partir del primer día del mes siguiente al que se produjo el hecho causante del cese de actividad.

¿Quién recauda las cuotas que sirven para financiar esta prestación?

La Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) es la encargada de recaudar dichas cuotas.

¿Quién es el encargado de pagar la prestación?

El encargado será la Mutua con la que el trabajador tenga cubierto el Cese de Actividad, por el SEPE si están cubiertas por el INSS las Contingencias Profesionales o por el ISM si está es la entidad que cubre dichas Contingencias.

¿Cuál es la cuantía de la prestación a recibir?

Con carácter general, la cuantía de la prestación será del 70% base reguladora. La cuantía máxima será el 175% del Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM)), salvo cuando el trabajador tenga uno o más hijos a su cargo, en cuyo caso el límite será del 200% o del 225% de dicho indicador. La cuantía mínima variará entre el 107% y el 80%, dependiendo de si el trabajador Autónomo tiene hijos a su cargo o no.

El tipo de cotización aplicable a la base de cotización correspondiente a la protección de la Seguridad Social por Cese de Actividad, será establecido, conforme a lo previsto por el artículo 19 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, por la Ley de Presupuestos Generales del Estado de cada ejercicio;, tipo de cotización que, con carácter general, no podrá ser inferior al 2,2% ni superior al 4% (Art. 344.3.c)). Las medias de formación, orientación profesional y promoción de la actividad emprendedora, serán financiadas con un 1% de los ingresos obtenidos, de conformidad con la Ley (Art. 344.5)

¿Durante cuánto tiempo se abona la prestación?

Con carácter general la duración será la siguiente:

Periodo de Cotización Tiempo de prestación con menos de 60 años Tiempo de prestación con más de 60 años
de 12 a 17 meses 2 meses 2 meses
de 18 a 23 meses 3 meses 4 meses
de 24 a 29 meses 4 meses 6 meses
de 30 a 35 meses 5 meses 8 meses
de 36 a 42 meses 6 meses 10 meses
de 43 a 47 meses 8 meses 12 meses
de 48 meses en adelante 12 meses 12 meses


Otros datos de interés.

Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

Suspensión y extinción de la prestación. La prestación se suspenderá por la imposición de alguna sanción leve o grave, cumplir condena de privación de libertad o trabajar por cuenta propia o ajena (Art. 10). Se extinguirá por agotamiento del plazo máximo y demás causas recogidas en la Ley (Art. 11).

Obligaciones del trabajador Solicitar a la Mutua la protección por cese de actividad, cotizar por dicha prestación, proporcionar la documentación necesaria para el reconocimiento de la prestación, no trabajar por cuenta ajena o propia durante el disfrute de la prestación, comparecer ante el órgano gestor, participar en acciones de formación, entre otras detalladas en la Ley (Art. 17).

Jurisdicción competente y reclamación previa (Art. 350) : Los Juzgados y Tribunales del orden social serán los competentes pare conocer las decisiones del órgano gestor sobre reconocimiento, suspensión, extinción y pago de la prestación. La Reclamación previa se realizará ante el órgano gestor.

® Amat, 2020

Todos los derechos reservados - Aviso legal y Política de privacidad - Mapa Web