Zona de usuarios de la extranet    

Home >> Protección Social

Menú

Beneficiarios Prestaciones Contingencias Comunes Glosario Prevención de accidentes laborales

Nuestra protección y Prevención social

¿Qué es?

Nuestro Sistema de Seguridad Social actual está integrado por dos niveles o modalidades de protección: el nivel contributivo y el no contributivo.

Las prestaciones integradas en el primer nivel se dirigen a la población trabajadora y están relacionadas con las cotizaciones que realizan, intentando asegurar rentas de sustitución en el supuesto de que se produzca el riesgo protegido. Por el contrario, el nivel no contributivo abarca a todos los ciudadanos residentes en el territorio nacional que, encontrándose en situación de necesidad protegible, carezcan de recursos económicos propios suficiente para su subsistencia, aun cuando no hayan cotizado nunca o no lo hayan hecho por el tiempo necesario para acceder al nivel contributivo.

Conforme al artículo 42 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, la acción protectora del Sistema de Seguridad Social comprende las siguientes prestaciones:

  • La asistencia sanitaria en los casos de maternidad, de enfermedad común o profesional y de accidentes, sean o no de trabajo.

  • La recuperación profesional.

  • Prestaciones económicas en las situaciones de incapacidad temporal.

  • Prestaciones de maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural.

  • Prestaciones de incapacidad permanente, en sus modalidades contributiva y no contributiva.

  • Prestaciones por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave.

  • Prestación por cese de actividad de los Trabajadores Autónomos

  • Jubilación, en sus modalidades contributiva y no contributiva.

  • Desempleo, en sus niveles contributivo y asistencial.

  • Prestaciones de muerte y supervivencia.

  • Prestaciones familiares, en sus modalidades contributiva y no contributiva.

  • Las prestaciones de servicios sociales que puedan establecerse en materia de reeducación y rehabilitación de inválidos y de asistencia a la tercera edad, así como en aquellas otras materias en que se considere conveniente.

  • Igualmente, y como complemento de las prestaciones comprendidas en el apartado anterior, podrán otorgarse los beneficios de la asistencia social.


  • De todas estas prestaciones, corresponden  a las Mutuas las siguientes:

    • La asistencia sanitaria, incluida la rehabilitación, en los casos de enfermedad profesional y de accidentes de trabajo.

    • Prestación económica en las situaciones de incapacidad temporal.

    • Prestación de riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural.

    • Prestaciones de muerte y supervivencia derivadas de un accidente de trabajo o enfermedad profesional.

    • Prestaciones por cuidado de menores.

    • Prestaciones por cese de actividad.

® Amat, 2017

Todos los derechos reservados - Aviso legal y Política de privacidad - Mapa Web