Zona de usuarios de la intranet    

Home >> Mutuas >> Responsabilidad Social >> Responsabilidad Social y Solidaria

Menú

Encuentra tu Mutua Mutualismo empresarial Mutuas de Accidentes de Trabajo Responsabilidad Social Responsabilidad Social y Solidaria Responsabilidad Social Corporativa Historia Normativa

Responsabilidad Social y Solidaria

  • Las Mutuas carecen de ánimo de lucro. La actividad de colaboración con la Seguridad Social que realizan las Mutuas no puede dar lugar a la concesión de beneficios económicos a favor de los empresarios asociados.

  • El reparto de costes y gastos se hace entre los asociados. Con las cuotas que pagan los mutualistas se cubren los gastos que origina a estas entidades la actividad de colaboración que llevan a cabo.

  • La libertad del empresario de elegir la entidad que cubra los riesgos profesionales de su personal ha dado lugar a que cada Mutua desarrolle su actuación en concurrencia con las demás Mutuas y las Entidades Gestoras Públicas, constituyendo esa competitividad un estímulo importante para las mismas que ha permitido mejorar la eficacia de su gestión.

    Este principio de voluntariedad se ha ido desdibujando con el paso del tiempo al establecer la norma, para los trabajadores por cuenta propia, la obligación de cubrir los riesgos profesionales o la prestación económica de incapacidad temporal por contingencias comunes necesariamente con las Mutuas, en condición de adheridos y no de asociados.

  • Actuación mancomunada, basada en principios de solidaridad. Este principio cuenta con dos acepciones:

    • En un sentido negativo, significa que si la Mutua tiene resultados negativos en su gestión, debe fijar las derramas que habrán de pagar los empresarios asociados para cubrir la situación de insuficiencia financiera en que se pudiera encontrar la entidad.

    • En un sentido positivo, significa que si la Mutua obtiene excedentes como consecuencia de su eficaz gestión, éstos deberían ser devueltos a esa misma entidad para que así pueda destinarlos a mejorar las prestaciones de Seguridad Social que otorga.

    Sin embargo, la norma suprimió la posibilidad de que las Mutuas pudieran dar extornos, pues en la actualidad deben entregar al Sistema los excedentes que obtengan como consecuencia de su buena gestión. Con esta modificación normativa se rompió uno de los más importantes principios en que se basa el sistema mutualista, dado que el principio de solidaridad mancomunada entre los asociados únicamente se sigue aplicando en el sentido negativo, es decir, en los supuestos de insuficiencia financiera. Se confía en que los trabajos que se vienen realizando en la Administración darán lugar a la modificación de la situación expuesta.

® Amat, 2014

Todos los derechos reservados - Aviso legal y Política de privacidad - Mapa Web