Zona de usuarios de la extranet    

Home >> Cifras y datos >> Incapacidad Temporal

Menú

Accidentes de Trabajo Afiliación Incapacidad Temporal Embarazo y Lactancia Cuidado de Menores Cese de Actividad de Autónomos Aportación Económica de las Mutuas Asistencia Social Invalidez, Muerte y Supervivencia Prevención de Riesgos Laborales Reaseguro Servicios Comunes

Incapacidad Temporal Ejercicio 2018

El trabajador puede soportar una enfermedad o tener un accidente, de origen laboral o común, que le impida temporalmente desarrollar su actividad laboral. Dicha Incapacidad Temporal (IT) provoca en el trabajador una carencia de ingresos, que el Sistema de la Seguridad Social incorpora a su acción protectora. Por tanto, la situación de Incapacidad Temporal da lugar a dos tipos de prestaciones: la asistencia sanitaria y un subsidio.

La cobertura del derecho al subsidio por Incapacidad Temporal corresponde, a opción del empresario, al INSS, a una Mutua colaboradora con la Seguridad Social, o a la propia empresa cuando asume voluntariamente la colaboración en la gestión de la prestación.
La prestación económica del Sistema de la Seguridad Social, consiste en un subsidio o prestación periódica, de percepción limitada en el tiempo, equivalente a un porcentaje aplicado sobre una base reguladora, porcentaje que dependerá del origen del riesgo sea común o profesional.

a) IT derivada de enfermedad común o accidente no laboral, en cuyo caso el importe de la prestación es:

 El 60% de la base reguladora, durante el periodo de tiempo comprendido en el 4º y el 20º día a partir de la baja;
 El 75% de la base reguladora, a partir del 21º día de baja, y en adelante.

b) IT derivada de accidente de trabajo o enfermedad profesional. En este caso el importe de la prestación es el 75% de la base reguladora, durante todo el período de la IT.

Además, las empresas, normalmente de forma voluntaria a partir de la negociación colectiva, complementan mediante el pago directo, la prestación de la Seguridad Social para contingencia de IT.

El inicio de la percepción del subsidio se produce en distintos momentos, según se trate de IT derivada de enfermedad común y accidente no laboral, o de enfermedad profesional y accidente de trabajo:

a) Derivada de Contingencias Comunes: la percepción del subsidio no se inicia en el primer día de la baja, sino el cuarto a contar desde la fecha de la baja para el trabajo.
b) Derivada de Enfermedad Profesional: el subsidio se percibe desde el día siguiente a aquél en que se haya producido el accidente o desde el día siguiente al de la baja para el trabajo cuando ésta fuese posterior a la fecha del accidente.

Respecto al pago del subsidio de Incapacidad Temporal, hay que distinguir:

1. La empresa, por un lado, es responsable directa en el caso de subsidio de IT por Contingencias Comunes del pago del subsidio entre los días 4º y 15º de la baja; y desde el día de la baja en caso de Contingencias Profesionales. Pero, además, asume el pago de la totalidad del subsidio en régimen de pago delegado, reintegrándose lo abonado de la Entidad Gestora o colaboradora de los ingresos que deba realizar por las cotizaciones.

2. El INSS o la Mutua con la que el empresario tenga establecido el aseguramiento de la contingencia protegida es el responsable del pago, corriendo a su cargo, en el supuesto de Contingencias Comunes, a partir del 16º día desde la baja y, si deriva de la Contingencia Profesional, a partir del día siguiente, si bien hay que tener en cuenta la obligación de pago delegado de la empresa.
A continuación, se incluyen una serie de indicadores asociados a la Incapacidad Temporal, tanto los derivados de Contingencias Profesionales, como los procesos asociados a Contingencias Comunes. Se muestran los valores correspondientes al total de los ejercicios 2013 a 2018.


® Amat, 2020

Todos los derechos reservados - Aviso legal y Política de privacidad - Mapa Web